Comentarios

CARNIVAL HORIZON O COMO PROGRESAR ADECUADAMENTE


Dos años después de la fabulosa experiencia con el Carnival Vista, repetimos experiencia con su hermano gemelo, el Horizon, con el miedo de que la grata experiencia vivida con el barco anterior nos hubiera dejado las expectativas muy altas y que su hermano nos defraudase. Tras el embarque en la terminal nueva de Barcelona ( que por cierto estrenamos )  ya descubrimos que, por suerte, poco iba a cambiar con respecto al anterior.


Alegria, musica, sonrisas...todo nos recordó que entrábamos en un barco de esta naviera que se define como "fun ship "
Carnival en el Mediterráneo tiene un comportamiento impecable, su gastronomía la pondría al nivel de una naviera standard superior tipo Ncl e, incluso, Royal. Bufetes variados, abiertos casi todo el dia, varios restaurantes temáticos gratuitos en las comidas , entre ellos la cucina de il capitano, la pizzería abierta las 24 horas, la taque-ria... la oferta gratuita es amplia y buena, teniendo como estrella la mejor hamburguesería en alta mar.


Por la noche los restaurantes Horizons y Reflection cumplen su cometido de manera correcta. En la oferta de pago encontramos el Seafood Shack, restaurante informal inspirado en Nueva Inglaterra y ubicado en la cubierta superior del barco junto a una piscina. Langosta, almejas fritas, gambas...a un precio  asequible y de alta calidad. Mención especial al nuevo Bonsai Teppanyaki, simplemente fabuloso y muy divertido. Como novedad, en el bar Smokehouse Brewhouse se elaboran 4 variedades de cerveza artesanal : Smoked Porter, Framhouse Ale, Toasted Amber Ale y West Coast IPA.
Después del paso por la oferta gastronómica, accedemos a los camarotes, amplios y con todas la amenities posibles


Entre las diferentes categorías, dos nos llamaron la atención : las family harbour, pensadas para las familias y las cabañas havana con balcón extendido. Las primeras cuentan con un espacio de recreo exclusivo con comidas, bebidas, libros, videojuegos...donde pasar un rato en familia. Quizás lo único que yo añadiría seria que fuera exterior. La falta de luz externa hace que se pierda la noción del tiempo.


Las fantásticas suites havana cuentan con piscina y jacuzzis propios en una zona exclusiva...hasta las 7 de la tarde, que podemos disfrutar de ese exclusivo espacio el resto de los cruceristas.


Sobre su oferta de ocio poco que añadir a su gemelo: buenos espectáculos, música y fiestas en el atrio y piscinas, caribe puro en el  " habana" , cine bajo las estrellas con mantita y palomitas...una oferta variada para todos los gustos



Para los amantes de la tranquilidad, el relajante espacio Serenity, solo para adultos, con su propio bar y buffet que por la noche se transforma en un club de jazz. Solo para mayores de 21 años.



Una gran zona ludica para todos, con futbolin, toboganes, mini golf, gimnasio, billar, tirolina... hacen que la navegación sea mas entretenida. Sin olvidarnos de la estrella de este barco, el Sky ride, la bicicleta suspendida. 



A diferencia del Vision, hemos encontrado a bordo mucho personal de habla hispana tanto en las cabinas, comedores como en recepción. Algo que ayuda a escoger esta naviera eminentemente americana.

A bordo encontraremos ademas, un cajero, biblioteca , sala de juegos ... para coordinarnos mejor con los compañeros y estar al dia de todo lo que acontece a bordo, escalas, etc, disponemos de la app Carnival hub, gratuita. 

Para los adictos a Internet, disponemos de tres paquetes: el social, para redes y mensajería instantánea, Value y Premium, con un costo que va desde los 32 USD a 123 USD. 

Si queremos relajarnos, en la cubierta 9 encontramos el Cloud Spa, con el Fitness center mas grande y bonito que recordamos en alta mar.

CONCLUSIONES

POSITIVO :

Buen servicio, buena gastronomía y buena relación calidad/precio

Mucha oferta de ocio gratuita, solo es de pago el cine Imax, pero merece la pena.

Lavandería muy económica, que facilita los viajes largos



Dispensadores de bebidas abiertos a todas horas y tap water en los comedores .

Habitaciones amplias, muy bien adaptadas para minusvalidos.

Barco completamente adaptado, desde las habitaciones a todas las estructuras ( cine imax, teatro, comedores, piscinas) 

Conserva las tradiciones de antaño: esculturas de hielo, noches de gala con langosta, servicio impecable...

Pocas aglomeraciones : ni en el buffet, ni en las zonas ludicas, hamacas, piscinas...

NEGATIVO:

Pocas tiendas...no había prácticamente nada de ropa. No me imagino que te quedes sin maleta en un transoceanico.

Poca luz en los comedores...la decoración oscura no ayudaba.

Evidentemente, todo esta en ingles. No olvidemos que esta naviera no frecuenta nuestros lares habitualmente.

Poca señalizacion en el buffet para minusvalidos . No encontremos ni una sola mesa reservada para ellos.

Nadie explico de manera clara el funcionamiento de los ascensores, provocando escenas cómicas entre los que desconocíamos el funcionamiento.


Resumiendo, estamos ante una naviera standar de nivel alto, siendo de las pocas navieras que, últimamente , mejora en vez de perder calidad. La mala fama que le precede de USA se desvanece  en al Mediterráneo, poniéndose a la altura de navieras de más categoría y mucho mas caras. No perdáis la oportunidad de disfrutarla aquí o en América. Nosotros esperamos ansiosos su próximo barco, en el 2020. 









MSC SEASIDE: UN BARCO DIFERENTE



Acabo de bajar del Msc Seaside. Aún sigo envuelta en un torbellino de sensaciones y descubrimientos que paso a compartir con vosotros en este blog:




El barco es muy bonito e innovador. Su silueta , semejante a un bloque de pisos, lo convierte en uno de los barcos mas diferentes que navegan actualmente. La luz del sol esta presente en todos sus rincones y cierto aire futurista, casi de nave espacial, lo hace brillar en su interior a ciertas horas. Los espejos, cromados, vidrieras y neones combinado con zonas vintage como el bistro francés, crean un ambiente acogedor aunque, a priori, pudiera parecer lo contrario. El atrio, distribuido de manera vertical, se reparte en tres pisos principales , casi hasta donde alcanza la vista, con las famosas escaleras de Swaroski repartidas en tres tramos paralelos y la preciosa " pecera " de led proyectando imagenes constantemente.


El exterior recuerda a Miami: Neones, terrazas, figuras...todo te transporta a esa vibrante ciudad, como una extensión del viaje mismo.



Un acierto es el buffet situado en la planta 8, ideado para aprovechar el paseo exterior y añadirlo como comedor de verano cuando la meteorología lo permita.



Las zonas comunes están dispuestas por los tres pisos principales, con elegantes tiendas y la chocolateria de lujo, marca ya de Msc.



Los espectáculos son de gran calidad, con un vestuario soberbio y una puesta en escena muy cuidada.



Las zonas ludicas tipo boleras, zonas para menores...tan cuidadas pero menos abundantes que en su predecesor, el Meraviglia.



Pero, el diseño es lo que se viene a llamar un rompepiernas. Tienes que subir y bajar constantemente por el atrio, pequeño para albergar tanta gente que se quiere reunir a escuchar la excelente música en directo.


Este barco esta pensado para familias jóvenes, niños y adolescentes. Los ascensores son escasos y muy distantes unos de otros. Aunque tienen gran capacidad, en momentos punta van colapsados y desplazarse todo el barco para coger los alternativos, se puede hacer muy pesado con dificultades de movimiento. Máxime cuando los bares, tiendas, chocolaterías..estas diseminados por las tres plantas y solo puedes desplazarte en ascensor.


PROS:

- diseño innovador e impactante, es cálido y acogedor.

- los pasillos son amplios y luminosos, una gozada desplazarse por ellos.

- la terraza del piso 8 incorporada al buffet. En lugares cálidos sera un placer disfrutar de ella mientras comes.

- la piscina interior...muy bien ambientada y muy acogedora.



 -la discoteca con la combinación del coche americano y la vespa italiana.


 CONTRAS:

- faltan piscinas y jacuzzis. Están diseminados por las diversas terrazas del barco sin orden ni concierto y, en concreto, los jacuzzis son pequeños.

- faltan soláriums y zonas de hamacas. al menos, a primera vista no se encuentran o están muy separadas las zonas unas de otras

.-no es un barco para personas con silla de ruedas o cualquier tipo de dificultad motora.

- el atrio es pequeño. En momentos de actuaciones, presentaciones o simplemente tomar una copa, es prácticamente imposible sentarse.



Como ya habréis notado, mi punto de vista es desde una silla de ruedas. Diferente al resto, pero necesario de conocer.




GENOVA

Si tenemos que enumerar los puertos más importantes de toda Italia, tendremos que hablar forzosamente de Génova, capital de la provincia de Génova, y ciudad natal del descubridor Cristóbal Colón.  Situada entre el mar de Liguria y los Apeninos, históricamente ha sido un punto vital para las conexiones con el resto de Europa y con el resto del mundo a través de su puerto.

Hoy en día sigue teniendo ese aire comercial, con su gran puerto comercial y pesquero, mientras que las calles son un reflejo del esplendor italiano y mantienen ese fulgor comercial.


Una de las visitas que ningún turista debe perderse en la ciudad es la Catedral de San Lorenzo, que comenzó a construirse hace unos 900 años, aunque tardaron bastantes años en acabarla, lo que hace que podamos diferenciar distintos estilos arquitectónicos en ella. Aunque lo más destacable es la imponente fachada protegida por estatuas de leones, una de las curiosidades que alberga dentro es un misil que lanzaron los ingleses durante la Segunda Guerra Mundial, y que se quedó encajado en una columna y nunca llegó a detonar. Se mantiene allí a modo de símbolo sobre cómo la iglesia está protegida contra el mal.


Bajo la catedral se encuentra el Museo del Tesoro que muestra una amplia colección de joyas de la Iglesia, y varias reliquias, como los supuestos restos de la Última Cena o la bandeja sobre la que se ofreció la cabeza de San Juan Bautista.


Aunque suene algo tétrico, una de sus joyas, no tan turística pero de gran valor artístico es el monumental cementerio de Staglieno, una de las necrópolis más grandes de Europa, y donde podremos ver algunas lápidas de una belleza inusitada.


En Génova podemos ver diversas iglesias, como San Agustín, o como la iglesia de San Donato, o la iglesia de San Andrea con una de las puertas más antiguas de la ciudad, pero de todas ellas, otra que destaca mucho por su estilo barroco es la Basílica de la Santísima Anunciación del Vastato, cuyas capillas están decoradas con algunos de los mejores frescos de la ciudad, en especial, los de la cúpula central.

Fuera del ámbito religioso, uno de sus más famosos reclamos turísticos es el Palacio Ducal de Génova. Se construyó hace casi 800 años como residencia oficial de los Dogos o Duques que eran los máximos dirigentes de la República de Génova. Hoy alberga diversas exposiciones y utiliza para celebrar eventos culturales.

Al lado está el teatro Carlo Felice, que es a su vez la Casa de la Ópera de Génova. 

El centro de la ciudad es otra de las maravillas que nadie puede perderse. También llamado Strade Nuove o Via Garibaldi, el centro histórico de la ciudad nos transporta a la época de mayor esplendor de la República de Génova. En este distrito podemos encontrar gran cantidad de palacios como el Palacio Rojo, el Palacio Blanco, o el Palacio Real, la mayoría de ellos convertidos hoy en diversos museos.

Ya en el puerto, tenemos la Torre della Lanterna, el antiguo faro que hoy es el símbolo de la ciudad. Y en el Porto Antico, tenemos uno de los sitios más turísticos de Génova es el Aquarium, que es uno de los más grandes de Europa. Además, el Porto Antico es una de las zonas donde podemos encontrar más ocio como bares, restaurantes y tiendas. Allí está el Bigo, una especie de ascensor que nos dará unas estupendas vistas panorámicas de la ciudad.

Nadie puede abandonar la ciudad sin probar algún plato de pasta con la famosísima salsa “pesto a la genovesa”, sería imperdonable.

CURIOSIDADES DE SAVONA

 


Primero, una curiosidad acerca de este ciudad, o mejor dicho, acerca de su nombre. En francés jabón se escribe savon, palabra muy parecida a Savona. Y es curioso saber que a la ciudad se le atribuye en el honor de haber inventado el jabón sólido, para beneficio de la humanidad.

Anécdotas aparte, la ciudad de Savona se encuentra en la provincia del mismo nombre a menos de 50 kilómetros de Génova, y en la costa noroeste de Italia. A la zona costera donde se encuentra la ciudad se la denomina Riviera delle Palme, un lugar muy turístico. La población actual supera los 60.000 habitantes sin contar las municipalidades o pueblos de alrededor que pertenecen a su área metropolitana.

Por la ciudad pasa el río Letimbro y dos autopistas que facilitan la comunicación con el resto de Italia y la vecina Francia. Posee uno de los más importantes puertos de la región, solo detrás del de Génova y La Spezia. En el enclave marítimo recalan numerosos cruceros, lo que convierten a la ciudad en un punto de conexión marítima con el resto del Mediterráneo y otras ciudades del mundo. Su red ferroviaria es moderna y se comunica con a oeste con la zona norte de Italia y, al sur, con Francia.

A todos los equipamientos turísticos hay que añadir la calidad de sus playas que han obtenido la Bandera Azul durante los años 2002 y 2007 y ha supuesto un gran reclamo para el turismo de playa y so.

En cuanto a la historia de Savona, esta hunde sus raíces en épocas anteriores a Roma, incluso a Cartago, siendo el pueblo de los Ligures Sabacios, en la época del neolítico europeo, quienes dominaban la zona junto al sudeste francés. Ya superada la protohistoria, llegaron los celtas y más adelante los Cartagineses, que se alió con Savona. El pueblo de los Latinos, uno de los que fundarían Roma junto a los Estruscos, acabó dominando la zona que finalmente fue anexionada a la Roma Republicana en el 180 a.C. dándole el nombre a la ciudad de Savo Oppidum Alpinun.

Con la llegada de los pueblos bárbaros, la zona quedó dominada, en principio por los Lombardos, para luego ser anexionada por los Francos ya bajo el dominio de Carlomagno, en el silo VIII y XIX. Sarracenos, siglos después se hicieron con la ciudad, que finalmente quedó libre para el siglo XII y se alió con la República de Génova. Durante este periodo, su puerto compitió con el de Génova convirtiéndose en uno de los más importantes del mediterráneo occidental. En el Renacimiento, su nombre se popularizó por ser cuna de varios Papas, uno de ellos, Julio II, fue mecenas de Miguel Angel y Rafael. La ciudad, durante la época napoleónica paso a manos de Francia hasta la caída de Napoleón que volvió a la República de Génova, para luego ser integrada en Italia, tras la unificación del país por Garibaldi.

Como Savona es una ciudad antigua aunque revitalizada en los últimos años, pues posee, diferentes formas de disfrutarla. Se puede elegir el descanso en un hotel en alguna de las playas famosas por su calidad; también podemos hacer una ruta más cultural, visitando los monumentos y sitios arqueológicos de Savona, o combinar ambas opciones.


En cuanto a los monumentos, hay que destacar uno, que es el símbolo oficial de la ciudad: la Torretta en la Plaza de León Pancaldo, junto al puerto, que se construyó en el siglo XIV para luego, un siglo después, darle el nombre de este importantísimo navegante de la ciudad que viajó junto a Magallanes en la aventura de circunnavegar la tierra. Otra obra arquitectónica que no hay que perderse es la Capilla de Sixtina de Savona, al día de hoy en su mayor esplendor, y después de la de Roma, es la única construcción religiosa de este tipo. Otra catedral como la dell’Assunta y otros santuarios e iglesias, hace de Savona una ciudad muy interesante para el turismo religioso. Tampoco hemos de perdernos distintas torres antiguas repartidas por la ciudad.


Junto al mar existe una fortaleza construida en los tiempos de esplendor de la República de Genova, hacia 1542, y que se denomina el Priamar o Piedra en torno al mar. Es una fortaleza imponente de grandes y altos muros, que desde cierta perspectiva se parece a la muralla que se ve en Pamplona cuando entramos en la ciudad. Además, se pueden visitar las tripas de la muralla e imaginarse como se organizaban las tropas defensivas en el interior.


Y de lo antiguo, se puede pasar a lo moderno y visitar el barrio más vanguardista de la ciudad en torno al puerto. Los edificios, muy acristalados y metálicos le dan un pequeño toque futurista y sobre todo, contrastan enormemente con el resto de la ciudad.

En cuanto a la gastronomía, estamos en Italia, por lo que la oferta es rica, variada y de calidad. En concreto la cocina de Savona es una mezcla de pescado y productos de la tierra como carne, verduras y hortalizas, además del omnipresente aceite de oliva. Por probar, podemos degustar el Salami o salchichón de pescado, la botarga o morcilla y la mojama de atún. También poseen varios tipos de queso y sobre todo una importante bodega de vinos con varias denominaciones de origen propias de la zona. Una importante oferta de comida mediterránea y europea.

Y decíamos al principio del artículo las buenas conexiones en torno al transporte de la ciudad, por lo que, llegados al Aeropuerto Internacional de Génova, llegar a Savona es sencillo y rápida, vía tren, coche o autobús. No olvidar la afluencia de cruceros que recalan en la ciudad, por lo que también se puede llegar a la ciudad de una forma más romántica.



AZAMARA CLUB CRUISES. LA FREE STYLE DE LAS UPPER PREMIUM.

Después de un breve contacto con la naviera, que nos dejo ganas de más, por fin hemos podido viajar en el Quest y saborear la experiencia Azamara.

La elegancia y sobriedad el barco nos fascinó, la medida justa, la decoración suave, la comodidad para desplazarse...garantía de un crucero plácido y tranquilo.








El embarque se realizó con rapidez y eficiencia, destacando la amabilidad del personal y las ganas de salvar las posibles barreras idiomáticas (en Azamara se habla exclusivamente en ingles) . Ese punto, el idioma, es uno de los que pueden detener al crucerista medio español, puesto que todo, exclusivamente todo, esta en inglés: cartas de restaurante, diarios de a bordo... aunque lo cierto es que incorporan en atención al cliente y en los restaurantes y bufetes personal hispanohablante para ayudar a los que no dominen el idioma.

Las maletas llegaron al camarote al mismo tiempo que nosotros, lo que es de agradecer y evita las esperas típicas de otros tipos de cruceros.
Los camarotes son amplios y con muchas amenities, entre ellas el minibar , casi todo gratuito, cesta de frutas, bombones...repuestos continuamente.




 Los salones, sobrios e íntimos, invitan a relajarse y tomar una copa. La piscina, correcta de tamaño para los 500/600 pasajeros que viajan, siempre tiene hamacas libres, zona de ventiladores y atendida por camareros.


TEMA RESTAURACIÓN:

Para mi fue la única decepción de este barco, pues me esperaba más. Aclaro: la restauración está muy por encima de las navieras estándar , pero a nivel de una premium justita...muy por debajo de HAL, por ejemplo. Los restaurantes son de turno libre, tipo free style, con una carta poco variada y repetitiva, que me hizo recordar en muchos momentos a Royal y Celebrity, con los omnipresentes escargots en la carta. Las carnes de nivel bajo, mi compañero las dejo un par de veces por estar duras y correosas. No hay noches de gala ni códigos de vestimenta, lo que hacen de esta naviera una "rara avis " dentro de su categoría.
Los horarios también son un handicap para el público español, ya que TODA la restauración cerraba a las 9 de la noche.

El bufete, donde NUNCA había esperas ni colas, muy bueno pero con poca variedad. Diariamente era temático y, casi todos los días era cocina asiática: india, turca, árabe... demasiado especiado y muy repetitivo. La hamburguesería era fantástica y con variedad de menús.  Mención aparte la noche blanca, con una fantástica barbacoa mediterránea en la que las langostas, el filet mignon y el cava fluyeron sin parar, amén de otras muchas exquisiteces. Fue la única noche en la que, realmente, me sentí en una upper premium a nivel de gastronomía.

 ANIMACIÓN:

Prácticamente inexistente, una noche un cantante y otra un monologuista, y a las 9 de la noche todo muerto excepto el casino, donde tomar una copa (gratuita) mientras escuchas al pianista.
ESCALAS:

Al ser un barco pequeño, permite hacer puerto en lugares que otros barcos no pueden e incluso, hacer noche, lo que añade un plus al hecho de pasear por una ciudad en horas en los que otros barcos han zarpado. Atracar en el centro de la ciudad también se agradece, pues permite ir a dar un paseo nocturno sin más complicaciones. Una delicia.




RESUMEN:

Un buen barco, con un precio bastante más asequible de lo que muchos se imaginan, una relación calidad precio fabulosa.  Buena comida en general y un servicio esmerado y atento sin llegar a ser empalagoso. Una estabilidad fantástica, mucho más que la mayoría de barcos que he viajado y, desde luego, mas que en la mayoría de megabarcos tan en boga actualmente. La maravillosa sensación de, casi, estar solo, sin aglomeraciones en bufetes, piscinas, espacios comunes...algo que vale la pena pagar y disfrutar. No es un barco para familias con niños.

Como algo negativo es la pequeña decepción en gastronomía, no tan alta como nos esperábamos, aunque de gran nivel en comparación a la mayoría de navieras. El concepto de free style también choca un poco con el concepto de upper premium, pero lo cierto es que da un punto de relajamiento que se agradece. Los horarios restrictivos también nos pueden chocar, pero te acostumbras. Un impecable servicio de habitaciones durante 24 horas pueden suplir los ataques nocturnos de hambre.